Un crédito, la mejor forma de comenzar un negocio

Emprender con un nuevo negocio no es algo fácil, hace falta tener conocimientos del área, un plan de ejecución, dependiendo del negocio un local y para todo esto hace falta dinero. Por suerte hoy en día existen muchas formas de obtener el capital necesario, ya sea a través de un banco o incluso mediante otros proveedores como páginas web que se dedican a esto como SolicitaCredito.net.

Ya no hay razones para conformarse con trabajar fijo para una empresa 5 o 6 días a la semana durante buena parte del día por el mismo sueldo, ahora con tantas facilidades puedes emprender tu negocio, ¿el capital? Un crédito es la opción ideal para ti, ¿Por qué? Esto te lo resumiré en pocas palabras.

Las ventajas de los créditos son muchas si lo sabes aprovechar al máximo

  • Rápida liquidez

Si cumples con los requisitos necesarios podrás optar a un crédito para empresas muy fácilmente y en poco tiempo tendrás en tu cuenta el dinero que necesitas.

  • Facilidades de pago

Las cuotas son mensuales, semestrales o anuales según la preferencia del cliente y el prestamista, esta cuota incluye una taza de interés por concepto del préstamo la cual se divide en varios periodos para facilitar su cancelación.

  • Amplio otorgamiento de capital

Dependiendo del tipo de crédito y la capacidad crediticia que poseas, estos pueden cubrir una gran parte de lo que necesitas, ya sea para comprar los maquinarias e implementos, materia prima, acondicionamiento del local etc.

  • Bajos intereses

Por lo general los créditos para empresas ofrecen menor interés que los créditos convencionales y dependiendo del lapso de duración de estos serán aún más bajos.

Consideraciones a tener en cuenta antes de solicitar un crédito

Lo ideal es comenzar un negocio con una parte de capital propio y otra de crédito, para que entre ambas puedas cubrir mayores gastos. También ha de tener en cuenta que no todo negocio comienza a generar ganancias desde el primer día, por lo cual deberás tener el capital suficiente para cubrir los gastos operacionales durante los primeros 3 meses así como el pago de nómina y otros gastos necesarios para que tu negocio siga funcionando.

Siempre se debe de buscar distintas opciones, no te conformes con la primera, quizás con otros proveedores puedas encontrar una más baja tasa de interés, mejores formas de pago y más confiabilidad.

Los créditos son instrumentos financieros legales, por lo cual el incumplimiento del pago podrá acarrear multas, desalojos, decomisos entre otras penas, por lo cual debes de organizar bien tus finanzas y trazar un plan medible y mensurable que garantice la rentabilidad de tu negocio.

Todo negocio puede llegar a ser rentable con la debida planificación y tomando en cuenta todas las consideraciones necesarias. No temas del fracaso, si te planificas adecuadamente podrás tener tu propio negocio, la ayuda ya la tienes con los créditos. No te lo pienses más, y emprende tu nuevo negocio.

Reply